A contenidos
Ahora se encuentra en:  Página principal  > Mi guía médica  > Tratamientos

Mi guía médica

Tratamientos

Trasplante cardíaco

Trasplante cardíaco

 Consiste en la sustitución del corazón que presenta una enfermedad terminal por el corazón de una persona fallecida. Aunque tras el trasplante cardiaco existen riesgos, como la infección o el rechazo, la calidad y expectativa de vida ha mejorado mucho en los últimos años.


¿En qué consiste el trasplante cardiaco?

Es la sustitución del corazón, cuando presenta una enfermedad terminal del músculo cardiaco, por el corazón de una persona fallecida. El donante tiene criterios de muerte cerebral, incluyendo ausencia de respiración espontánea, y mantiene sus funciones básicas por estar conectado a un respirador.

 

¿Cuándo se utiliza el trasplante cardiaco?

El trasplante cardiaco está indicado en pacientes con insuficiencia cardiaca terminal, con mala calidad y mala expectativa de vida, y sin respuesta al tratamiento médico óptimo o a la cirugía convencional.

La mayoría de las trasplantes se hacen en pacientes con enfermedad terminal del músculo cardiaco (miocardiopatía dilatada o isquémica), con una función muy deprimida del ventrículo izquierdo. Con menos frecuencia se indica en otras situaciones especiales que producen daño irreversible del corazón y en algunas cardiopatías congénitas.

En aquellos pacientes en los que el trasplante tiene menor probabilidad de prolongar la expectativa de vida, por un aumento de complicaciones (por ejemplo infección activa) o por una expectativa de vida limitada (por ejemplo comorbilidades), no se indica el trasplante.

Riesgos del trasplante

Los principales riesgos del trasplante son:

  • Rechazo agudo. La reacción del organismo ante un órgano que les ajeno produce una reacción defensiva (inmune) que, si no es controlada, puede destruir ese órgano. Por eso es necesario administrar medicamentos que disminuyen la respuesta inmunitaria (inmunosupresores), como ciclosporina A, corticoides y otros. El rechazo es más frecuente en los primeros meses.
  • Infecciones. Las infecciones son la principal causa de muerte después del trasplante cardíaco. Por eso hay que mantener un equilibrio con la inmunosupresión: si es escasa habrá rechazo, si excesiva, infecciones.
  • Enfermedad coronaria. Esta enfermedad evoluciona lentamente y suele aparecer de forma tardía.
  • Cáncer. Los medicamentos inmunosupresores aumentan el riesgo de cáncer en el trasplantado. Excluyendo el cáncer de piel, la incidencia media es del 4% de los pacientes trasplantados, mucho mayor que la esperada en el resto de la población con edad similar.
  • Toxicidad por los inmunosupresores. Algunos de estos medicamentos pueden producir hipertensión arterial, insuficiencia renal o insuficiencia hepática.
Pronóstico del trasplante

Si se tienen en cuenta todos los trasplantes realizados desde que se consolidó el

programa de trasplante cardiaco

en España (1984), la supervivencia media es mayor del 60% a los 5 años y del 50% a los 10 años. En los últimos años los resultados son mucho mejores. Actualmente se supera la supervivencia del 70% a los 5 años. El trasplante cardiaco supone una posibilidad de tener una vida activa y razonablemente normal para pacientes que, sin este tratamiento, tendrían una muy mala expectativa de duración y calidad de vida.

Creado por:  Dr. Daniel Gaitán Román

Fecha de publicación:   26/11/10
 
 

Nuestra empresa

Dr. Daniel Gaitán Román

Cardiología

Mis áreas de interésTratamientoContacte conmigo


Manual Merck de Información Médica para el hogar

El Manual Merck de Información Médica para el Hogar se basa en el libro de medicina más utilizado en el mundo, aunque está redactada en un estilo más directo por cerca de 300 colaboradores de primer orden.
Manual Merck de Información Médica para el hogar
Una fuente rigurosa de información médica para el paciente, disponible online y en castellano.
Manual Merck de Información Médica para el Hogar


Esta página no debe sustituir a una consulta médica.