A contenidos
Ahora se encuentra en:  Página principal  > Consejos prácticos  > Alimentación

Consejos prácticos

Alimentación

Recomendaciones nutricionales para pacientes con intolerancia hereditaria a la fructosa

Recomendaciones nutricionales para pacientes con intolerancia hereditaria a la fructosa

Las personas que no pueden digerir la fructosa han de seguir una dieta estricta para evitar este azúcar.


Las personas que no pueden digerir la fructosa han de seguir una dieta estricta para evitar este azúcar. Estas personas tampoco pueden tomar sacarosa o azúcar común ni sorbitol, que es un sustituto del azúcar (un edulcorante) muy frecuente en los refrescos y en las golosinas. La razón es sencilla: la sacarosa se compone de fructosa y glucosa, y el sorbitol se transforma en fructosa en el organismo.

Estos azúcares aparecen de forma natural en numerosos alimentos (frutas, muchos vegetales, miel, azúcar) o son añadidos a muchos alimentos manufacturados, por supuesto dulces, pero también en algunos otros que no lo son, como pastillas o cubitos de caldo, carnes enlatadas, salsas y condimentos envasados, galletas saladas, etc. Por eso, pocos alimentos comerciales o de producción industrial se pueden tomar con seguridad en una dieta para pacientes con intolerancia hereditaria a la fructosa. Es muy importante leer las etiquetas nutricionales que incluyen los productos alimentarios y desconfiar incluso de preparados «dietéticos», especialmente de los «alimentos para diabéticos», porque con frecuencia utilizan fructosa o sorbitol como edulcorantes.

Los cereales descascarillados y las harinas refinadas y sus derivados tienen menor contenido de fructosa y sacarosa que los cereales integrales y las harinas integrales y sus derivados: no hay que tomar cereales integrales ni sus derivados, porque el germen y el salvado contienen pequeñas cantidades de azúcares. La mayoría de los cereales para el desayuno suelen incluir sacarosa o sorbitol. No los tome.

En la cocción se pierden azúcares, por lo que se aconseja que cuando se consuman verduras permitidas (vea la tabla 1) se tomen preferentemente cocidas mejor que crudas y desechando el agua de cocción.

Además, debe evitar los ayunos prolongados y los aditivos siguientes:

• E420: sorbitol.

• E473 y E474: ésteres de azúcar.

• E491-E495: ésteres de sorbitán, porque pueden liberar algo de sorbitol.

• E953: isomalt.

En la tabla 2 se recomiendan los alimentos que se deben escoger y los que se deben evitar para hacer una dieta con restricción de fructosa. A veces la concentración de fructosa o sacarosa de la fruta o de la verdura puede variar según las condiciones de cultivo o del almacenamiento después de la cosecha. Por eso hay algunas diferencias entre distintas recomendaciones que se entregan a los pacientes con esta enfermedad. Las recomendaciones incluidas en esta tabla están de acuerdo con las propuestas por la Sociedad Española de Errores Innatos del Metabolismo.

Recuerde que el tratamiento dietético de la intolerancia hereditaria a la fructosa debe hacerse de por vida.

 

Tabla 1
Recomendaciones en la dieta para el paciente con fructosemia

Grupos de alimentos

Alimentos que puede tomar

Alimentos que no puede tomar

Leche y derivados

• Leche (entera, semidesnatada o descremada), leche en polvo sin fructosa, sacarosa o sorbitol añadidos, nata natural, quesos curados, queso fresco y yogur natural o edulcorado con aspartamo o sacarina

• Leche condensada, leche de soja, nata en aerosol, preparados a base de leche con fructosa, sacarosa o sorbitol añadidos (batidos de leche, helados, etc.), yogures de frutas o de vainilla y yogures edulcorados con sacarosa
• Quesos con frutos secos añadidos
• Fórmulas infantiles que contienen sacarosa

Cereales

• Cereales refinados: arroz, maíz, trigo y avena
• Derivados de los mismos (copos, harinas refinadas, pan blanco corriente, pasta) elaborados sin fructosa, sacarosa ni sorbitol)
• Harina de trigo, maíz, arroz
• Pasta blanca (espaguetis, macarrones, fideos)
• Pan blanco no azucarado

• Cereales integrales y salvados
• Todos los derivados de cereales elaborados con fructosa, sacarosa o sorbitol (bollería
y repostería: bizcochos, galletas, magdalenas, pasteles, tartas, etc.), panes, cereales (p. ej., los de desayuno) y galletas que contengan salvado, germen de trigo o azúcar
• Pasta con salsa de tomate
• Harina de soja

Verduras, hortalizas y legumbres

Grupo 1 (menos de 0,5 g de fructosa por 100 g de porción comestible y mínima cantidad de sacarosa): acelgas, alcachofas, apio, berros, brócoli (fresco), endibias, escarola, espinacas, lentejas, patata vieja y setas-champiñones

 

Grupo 2 (0,5-1 g de fructosa por 100 g de porción comestible y mínima cantidad de sacarosa): calabacín, calabaza, col, coliflor, espárragos, garbanzos, judías (blancas, negras, rojas), nabos, patata nueva, pepino, puerro, rábanos

 

Para hacer una ingestión dietética mínima de fructosa (inferior a 2 g al día) se debe limitar la procedente de las verduras, hortalizas y legumbres, de forma que no exceda de 1-1,5 g al día, para lo que es necesario cuantificar los alimentos de este grupo

 

Tomar cocidas todas las que se puedan,
desechando el agua de cocción (la cocción provoca pérdida parcial de azúcares libres, que pasan al agua de cocción)

• Todas las demás (batata, berenjena, cebolla, cebolleta, chirivía, coles de Bruselas, guisantes, judías verdes, judías con tomate, maíz dulce, pepinillos, pimientos, remolacha, soja, tomate, zanahoria, etc.)
• Verduras en lata con mayonesa o aderezos de ensalada o con azúcar añadido

Carnes, aves y derivados

• Todos en su presentación en fresco

• Los procesados a los que se ha añadido fructosa, miel o sacarosa, como carne curada con miel. Los fiambres, embutidos (chorizo, jamón dulce, salami, salchichas, salchichón, etc.), pastas de carne y patés suelen incluir sacarosa añadida

Pescados y mariscos

• Todos en su presentación en fresco

 

Huevos

• Todos en su presentación en fresco

 

Frutas

• Ocasionalmente, aguacate o ruibarbo

• Todas las demás, así como sus zumos y productos que las contengan

Frutos secos

• Pepitas o semillas de sésamo o de calabaza y girasol, hasta un máximo de 10 unidades al día

• El resto de frutos secos, como avellanas, almendras, castañas, cacahuetes, etc.
• Mantequilla de cacahuete

Grasas

• Aceites vegetales, mantequilla y margarina
• Aceitunas verdes o aceitunas maduras, con un máximo de 25 g de porción comestible al día

• Aliños y mayonesas comerciales con fructosa, sacarosa o sorbitol añadidos
Ketchup

Bebidas

• Bebidas: agua, agua mineral, infusiones (manzanilla, menta, tila: en estado puro), cacao puro, café natural y té
• Jugo de limón, máximo 15 ml al día
• Refrescos edulcorados sólo con sacarina o aspartamo (sin azúcar)

• Bebidas alcohólicas (ninguna), bebidas que contengan fructosa, sacarosa o sorbitol y bebidas elaboradas con frutas o sus zumos
• Café torrefacto

Condimentos

• Condimentos (especias, hierbas aromáticas puras, mostaza, pimienta, sal y vinagre, con
moderación)
• Levadura

• Cubitos para caldo, encurtidos, salsa de tomate y sopas de sobre, saborizante de vainilla

Azúcares y edulcorantes

• Glucosa, polímeros de glucosa, dextrosa, jarabes de glucosa, tabletas de glucosa
• Lactosa
• Almidón, maltosa, maltodextrinas, extracto de malta
• Sacarina, aspartamo, ciclamato

• Azúcar (de caña o de remolacha): blanca, morena, glasé
• Azúcar de fruta
• Miel
• Mermelada
• Gelatina y salsas para postres
• Caramelos, toffees, chicles, pastillas de goma
• Chocolates
• Jarabes y melazas
• Fructosa, sorbitol, levulosa
• Licasina, isomalta, maltitol

 

Tabla 2
Hidratos de carbono permitidos y prohibidos en una dieta con restricción de fructosa

No se pueden tomar

Se pueden tomar

• Fructosa• Alginato
• Sacarosa (azúcar, azúcar de remolacha, azúcar de caña)• Carragenos
• Miel• Celulosa
• Jarabes• Dextrina(s)/polidextrosa
• HFCS (alto contenido en fructosa de maíz)• Dextrosa
• Azúcar invertido• Galactosa
• Inulina• Goma de gellan
• Fructooligosacáridos, oligofructosa, raftilosa• Jarabe de glucosa
• Lactulosa• Glucógeno
• Isomalt• Goma de guar
• Maltitol• Goma arábiga
• Sorbitol• Goma de tragacanto
 • Lactosa
 • Goma de la haba de langosta
 • Maltodextrinas
 • Maltosa
 • Manosa
 • Pectina
 • Almidón
 • Trealosa
 • Goma de xantana
 • Eritrol
 • Lactitol
 • Manitol
 • Xilitol

HFCS: jarabe de maíz.

 

Moreno Villares JM, León Sanz M, Gómez López L. Intolerancia hereditaria a la fructosa. En: León Sanz M, Celaya Pérez S, Álvarez Hernández J, editores. Manual de recomendaciones nutricionales al alta hospitalaria. Barcelona: Editorial Glosa; 2010. p. 450-456.
© Editorial Glosa, S.L. Todos los derechos reservados

Creado por:  Dr. Josep M. Segura Martínez

Fecha de publicación:   2/09/15
Fecha de modificación:  26/01/13
 
 

Nuestra empresa

Dr. Josep M. Segura Martínez

Aparato Digestivo

Tratamiento

Esta página no debe sustituir a una consulta médica.