A contenidos
Ahora se encuentra en:  Página principal  > Mi guía médica  > Enfermedades

Mi guía médica

Enfermedades

GUÍA PRÁCTICA DE LA SALUD UNIDAD 3. Enfermedades del sistema nervioso: DOLOR DE CABEZA. CEFALEA TENSIONAL

GUÍA PRÁCTICA DE LA SALUD UNIDAD 3. Enfermedades del sistema nervioso: DOLOR DE CABEZA. CEFALEA TENSIONAL

Hay varios tipos de dolor de cabeza. El más frecuente se llama «cefalea tensional». Es un dolor difícil de explicar, como una opresión a ambos lados de la cabeza y a veces en la nuca y el cuello.


3.1. DOLOR DE CABEZA. CEFALEA TENSIONAL

Hay varios tipos de dolor de cabeza. El más frecuente se llama «cefalea tensional». Es un dolor difícil de explicar, como una opresión a ambos lados de la cabeza y a veces en la nuca y el cuello. Suele empeorar a medida que transcurre el día. El comienzo del dolor es, generalmente, lento y gradual, y suele ser de intensidad ligera o mediana. Acostumbra a asociarse al cansancio, a la falta de sueño, a situaciones de ansiedad o estrés y al exceso de trabajo. Para diagnosticar este tipo de dolor de cabeza, no es necesario hacer análisis, ni radiografías.

¿Qué puede hacer?

  • Procure evitar aquellas situaciones que le pueden producir este tipo de dolor de cabeza. Las siguientes cosas pueden ayudarle:
    – Póngase algo fresco en la frente o la nuca.
    – Dése un baño caliente.
    – Descanse y duerma lo suficiente.
    – Tómese con calma las situaciones estresantes.
    – Acostúmbrese a hacer ejercicio (andar, nadar, ir en bicicleta): de 30 a 40 minutos, de 4 a 6 veces por semana.
  • Si no mejora, puede tomar medicamentos calmantes como ácido acetilsalicílico (500 mg), paracetamol (500 mg) o ibuprofeno (400 mg). Si el dolor no mejora, puede repetir estas dosis cada 6 u 8 horas. Al elegir uno de estos remedios piense bien si puede tomarlos: léase los prospectos y tenga en cuenta sus alergias, los efectos secundarios y si puede tomarlos junto con otros medicamentos que esté utilizando.
  • No abuse de la medicación: tomar varias dosis de calmantes diariamente y de forma continuada favorece que persista el dolor de cabeza

¿Cuándo consultar a su médico de familia?

  • Cuando su dolor de cabeza no mejore a pesar de evitar las causas que se lo producen.
  • Si necesita tomar los medicamentos con más frecuencia.
  • Si observa un aumento progresivo en la intensidad del dolor, o si éste se inicia con cambios de postura o ejercicio físico.
Uni3_01_01

¿Dónde conseguir más información?

Fuente:
Guía práctica de la SALUD / semFYC
Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria


Fecha de publicación:   7/10/11
 
 

Nuestra empresa

Dr. Manuel Baturone Castillo

Reumatología

Mis áreas de interésTratamientoContacte conmigo

Esta página no debe sustituir a una consulta médica.