A contenidos
Ahora se encuentra en:  Inicio  > Guía preventiva  > Prevenir complicaciones

Guía preventiva

Prevenir complicaciones

Reacciones oculares alérgicas

Reacciones oculares alérgicas

Especialmente en primavera, cuando empiezan a flotar por el aire los primeros pólenes, muchas personas alérgicas padecen conjuntivitis. Esta causa picor y escozor en los ojos. No obstante, esta variante alérgica de la conjuntivitis tiene un tratamiento eficaz.


Posibles síntomas

  • Con la conjuntivitis alérgica, los ojos pican, se enrojecen y se hinchan. Las glándulas lagrimales segregan lágrimas. Los ojos se vuelven sensibles a la luz, aunque no disminuye el poder de visión. Por lo general, ambos ojos suelen verse afectados.
  • Aparte de los ojos, la conjuntivitis también afecta a la nariz y causa estornudos, mucosidad e hinchazón de la membrana pituitaria. En los peores casos, puede comportar incluso dificultades respiratorias.

Distintos desencadenantes

  • El sistema inmunológico del cuerpo humano reconoce las sustancias extrañas que pueden ser peligrosas para el organismo y las neutraliza. Esto resulta muy útil en el caso de los agentes patógenos y otras sustancias nocivas.
  • En ocasiones, el sistema inmunológico llega a atacar incluso a sustancias que no resultan dañinas para el cuerpo, como el pelo de las mascotas o el polen floral. En este caso hablamos de alergia. Tras un contacto repetido con estas sustancias, el sistema inmunológico reacciona de forma intensa. Se desencadena entonces un proceso de irritación que produce los desagradables fenómenos anteriormente descritos.

Existen diversas sustancias que pueden desencadenar una reacción alérgica en los ojos. Las más comunes son:

  • el polen de las flores, como en el caso de la rinitis alérgica
  • los ácaros del polvo
  • el pelo de los animales

Más raramente, suelen producir alergia

  • los medicamentos, como los antibióticos de los colirios
  • los conservantes de los colirios
  • los cosméticos
  • la bisutería

Investigación de las causas

El diagnóstico de "conjuntivitis alérgica" suele realizarse rápidamente, puesto que tan solo se necesita una consulta específica con el paciente y una exploración ocular. Lo que nos ocupa ahora es la determinación de las causas. Es necesario plantearse, entre otras cuestiones, la aparición de las molestias, el puesto de trabajo, las actividades de ocio o las mascotas.

Para localizar el desencadenante de la alergia, se puede efectuar la denominada prueba de exposición. Esta consiste en que el médico deposita bajo o sobre la piel una cantidad mínima de la sustancia que se estudia. Si la zona correspondiente comienza a picar o a enrojecerse, creándose una pequeña roncha, se ha descubierto el desencadenante de la alergia. En caso de duda, la sustancia sospechosa puede aplicarse en el ojo mediante colirio. Si los ojos se enrojecen y segregan lágrimas, significa que la prueba ha sido positiva.

¿Cuál es el tratamiento adecuado?

Lo más importante es evitar el agente alergénico, para que así los ojos no lleguen a irritarse. Lamentablemente, no siempre es posible. Es estos casos, el médico puede prescribir medicamentos eficaces:

  • La lágrima artificial limpia los ojos y de este modo disminuye la cantidad de sustancias que irritan la membrana ocular.
  • Los antihistamínicos estabilizan el sistema inmunológico e impiden que reaccione de manera exagerada.
  • En los casos de molestias graves y duraderas, se pueden utilizar corticoides (cortisona) durante un breve plazo de tiempo en forma de gotas o pomada para los ojos.

¿Qué puede hacer uno mismo?

Para mitigar las molestias, se debe evitar al máximo el contacto con el agente alergénico. Para ello, pueden ayudarnos una serie de pautas de comportamiento:

  • no frotarse los ojos, puesto que con ello se empeoran las molestias
  • lavarse las manos y la cara con frecuencia, para eliminar la máxima cantidad posible de agentes alergénicos
  • en el caso de la alergia al polen, no dejar en el dormitorio la ropa que se ha llevado puesta durante el día, puesto que puede desprender polen
  • en el caso de la alergia al polen, lavarse el pelo por la noche, para no desprender partículas de polen sobre la almohada
  • utilizar jabones, productos para el cuidado de la piel y cosméticos especiales

El mejor tratamiento para las reacciones alérgicas oculares consiste en evitar el contacto con las sustancias que desencadenen la alergia. Si no fuera posible, el médico podrá prescribir medicamentos que han demostrado ser efectivos.

Fecha de publicación:   15/04/10
 
 

Nuestra empresa

Dr. JOSÉ MARÍA REQUENA JIMÉNEZ

Oftalmología médica y quirúrgica

TratamientoContacte conmigo

Documentos relacionados

Conozco mejor mis alergias oculares
Conozco mejor mis alergias oculares
Las alergias oculares se manifiestan por un ojo hinchado, enrojecido, lloroso o que pica. Son frecuentes, a veces estacionales y a menudo recurrentes. Hay tratamientos rápidos, simples y eficaces.
Leer
Texto

Manual Merck de Información Médica para el hogar

El Manual Merck de Información Médica para el Hogar se basa en el libro de medicina más utilizado en el mundo, aunque está redactada en un estilo más directo por cerca de 300 colaboradores de primer orden.
Manual Merck de Información Médica para el hogar
Una fuente rigurosa de información médica para el paciente, disponible online y en castellano.
Manual Merck de Información Médica para el Hogar


Esta página no debe sustituir a una consulta médica.