A contenidos
Ahora se encuentra en:  Inicio

Irritaciones/lesiones en el ojo: medidas inmediatas

Irritaciones/lesiones en el ojo: medidas inmediatas

Cada minuto cuenta: este consejo es válido para numerosas lesiones oculares. Es posible evitar daños oculares irreversibles tomando las medidas adecuadas a tiempo. Cualquier irritación producida por la acción de ácidos o lejías debe tratarse de inmediato. Es necesario acudir rápidamente al médico, incluso en el caso de recibir un golpe en el ojo o presentar una herida abierta.


Irritación por ácidos o lejía

  • Debe recibir tratamiento de inmediato si un ojo entra en  contacto con ácidos o lejías.
  • Lo primero que hay que hacer es llamar al servicio de emergencias (112) . Deberá indicarle el tipo de lesión que ha sufrido. El centro de emergencias adoptará las medidas necesarias.
  • Hasta que el médico de urgencias llegue o usted acuda preferentemente a un centro sanitario, pueden transcurrir unos minutos muy valiosos durante los cuales pueden agravarse las consecuencias de la lesión. Si no se actúa a tiempo, la situación puede derivar en pérdida de visión o incluso ceguera. Por el contrario, las medidas de primeros auxilios que se tomen pueden ayudar a proteger el ojo ante otros daños.
  • Inmediatamente después del contacto del ojo con el tóxico, lávelo con abundante agua, con el fin de diluir y eliminar los ácidos o lejías que hayan penetrado en él. Se recomienda utilizar agua del grifo. No obstante, si no dispone de agua es posible utilizar prácticamente cualquier otro líquido (que no sea inflamable ni irritante). También podría utilizarse, por ejemplo, cerveza o un refresco como líquido de lavado. No se considera adecuada la leche ni otros productos lácteos, porque estos facilitan la penetración de las sustancias químicas y además pueden adherirse al ojo.
  • La persona que realice los primeros auxilios  deberá lavar el ojo durante al menos 15 minutos. Para ello debe mantener el ojo abierto, utilizando los dedos con cuidado, aunque con decisión y proseguir dejando que el agua, ya sea de botella o de cualquier otro recipiente, lave el ojo. Lave el ojo siempre en el mismo sentido (de la nariz al ojo), ya que de no hacerse así, el líquido podría caer en el otro ojo y se extendería el daño. El chorro de agua no debe caer con fuerza sobre el ojo, puesto que podría causar aún más lesiones. Durante el lavado, la persona afectada debería mirar en todas direcciones, moviendo el globo ocular para que el líquido alcance así todas las partes del ojo. En caso de que hubiese una ducha en las proximidades también se podría realizar una ducha ocular. Esta es con frecuencia la opción más sencilla. Se debe iniciar el lavado sin mayor demora, por ello la persona afectada no debe ni siquiera desvestirse. Posteriormente, el paciente deberá ser trasladado al servicio de urgencias hospitalario más próximo para que un oftalmólogo aplique el tratamiento adecuado.

Contusión ocular

  • Las lesiones típicas causantes de una contusión ocular son producto de la práctica deportiva, como el squash, el golf o el tenis, abrir una botella de champán u otra bebida gaseosa que, literalmente, "salte contra el ojo".
  • Debe acudir al oftalmólogo inmediatamente:
    • si la visión empeora
    • si ve doble
    • si se produce sangrado ocular
    • si los párpados se tornan de color azul
    • si sospecha de la existencia de una contusión, incluso sin padecer los síntomas arriba mencionados
    • El abanico de posibles lesiones oscila desde el hematoma, el comúnmente llamado ojo morado, hasta una rotura de la órbita.

Ayuda inmediata por la presencia de pequeños objetos en el ojo

En caso de que existan pequeños objetos extraños en el ojo como, por ejemplo, un insecto, se debe frotar la parte exterior del ojo, manteniéndolo cerrado, de arriba a abajo y hacia adentro, sobre el párpado, hasta que sea posible extraer el cuerpo extraño del lagrimal con el dedo. Si el cuerpo extraño se encuentra bajo el párpado inferior se debe frotar de abajo hacia arriba, en dirección hacia el tabique nasal. Si el ojo sigue enrojecido y dolorido se debe acudir al oftalmólogo, incluso en caso de que se deba a la presencia de pequeños cuerpos extraños.

Cuerpos extraños en el ojo

Si penetra un cuerpo extraño en el ojo, y causa una herida abierta, es necesario actuar de inmediato. Si el cuerpo extraño aún permanece en el ojo no debe extraerse, sino dejarlo donde está. Si la lesión sangra, se debe tapar el ojo con una compresa estéril. A continuación se trasladará a la persona afectada de inmediato a un servicio de urgencias hospitalario con atención oftalmológica para que pueda ser intervenida, si fuera necesario. La persona afectada no debería comer ni beber nada antes, ya que para la operación puede ser necesaria la aplicación de anestesia.

Las lesiones oculares provocadas por la lejía o el ácido son las más graves y urgentes. Solo lavando el ojo de inmediato y durante unos cuantos minutos es posible evitar una grave lesión permanente.

Fecha de publicación:   14/04/12
Fecha de modificación:  15/04/10
 
 

Nuestra empresa

Dr. JOSÉ MARÍA REQUENA JIMÉNEZ

Oftalmología médica y quirúrgica

TratamientoContacte conmigo


Manual Merck de Información Médica para el hogar

El Manual Merck de Información Médica para el Hogar se basa en el libro de medicina más utilizado en el mundo, aunque está redactada en un estilo más directo por cerca de 300 colaboradores de primer orden.
Manual Merck de Información Médica para el hogar
Una fuente rigurosa de información médica para el paciente, disponible online y en castellano.
Manual Merck de Información Médica para el Hogar


Esta página no debe sustituir a una consulta médica.