A contenidos

Para mejorar la salud

Embarazo y lactancia

Me detectaron diabetes durante el embarazo

Me detectaron diabetes durante el embarazo

Usted está embarazada y le han detectado diabetes durante el embarazo. No es algo extraño, se trata de la diabetes gestacional. Es un tipo de diabetes que ocurre solamente en mujeres embarazadas sin diabetes previamente conocida.


¿Cuáles son las causas de la diabetes gestacional?

Durante el embarazo, la placenta produce hormonas que se oponen a la acción de la insulina. La insulina es la hormona que controla la tasa de azúcar en la sangre. Cuando el páncreas (órgano que produce la insulina) de la madre deja de aumentar su producción durante el embarazo, aumenta la tasa de azúcar en la sangre materna. Este fenómeno se denomina diabetes gestacional.

Se presenta con mayor frecuencia al final del segundo trimestre de embarazo y en el tercero.

Las mujeres mayores de 40 años, las que padecen sobrepeso, las que tienen casos de diabetes en su familia, o que dieron a luz a un bebé de más de 4 Kg., tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

 

¿Cuáles son los riesgos?

Para usted: la diabetes gestacional aumenta el riesgo de parto prematuro y de cesárea.

Para su bebé: si la diabetes no se controla durante el embarazo, puede ser más grave que la normal, presentar hipoglucemia en el nacimiento, ictericia y dificultad respiratoria.

 

¿Cómo se trata?

En la mayoría de los casos, el asesoramiento nutricional recibido será eficaz en sí mismo para corregir la diabetes: el aporte calórico en función de su peso y de sus necesidades reales y la ración glucídica serán claramente determinados por un nutricionista. La actividad física adaptada también ayudará a controlar la diabetes. Es esencial seguir estrictamente estas recomendaciones para llevar a término su embarazo en buenas condiciones.

Si el exceso de azúcar continúa sin ser controlado, será necesario un tratamiento a base de inyecciones de insulina.

 

¿Qué pasa después del parto?

Si necesita un tratamiento con insulina, este se interrumpirá.

La diabetes gestacional no es una contraindicación para la lactancia materna.

En la mayoría de los casos, la diabetes gestacional desaparece después del parto. Sin embargo, aumenta el riesgo de desarrollar una diabetes de tipo 2 posteriormente. Por lo tanto, se le recomendará vigilar el peso y realizar actividad física para evitar este riesgo.

En raras ocasiones, el embarazo revela una diabetes preexistente. Será preciso verificar siempre mediante un análisis de sangre la normalización de la tasa de azúcar en los meses posteriores al parto.

Un análisis rutinario

Todos los meses, durante el embarazo, se debe hacer un análisis para detectar la posible presencia de azúcar en la orina (o glucosuria).
Si aumenta este nivel, se le realizará una prueba que permite precisar el diagnóstico de la diabetes gestacional, con el fin de establecer el seguimiento y el tratamiento necesarios.
Dada la frecuencia de aparición de diabetes gestacional, se recomienda realizar este análisis de forma sistemática, entre las semanas 24 y 28 de embarazo, especialmente si usted presenta un riesgo considerable de desarrollar diabetes gestacional.

Fecha de publicación:   12/03/11
 
 

Nuestra empresa

Dr. JOSE LUIS BARELLA BALBOA

Medicina Familiar y Comunitaria

Mis áreas de interésContacte conmigo

Documentos relacionados

Riesgo de la diabetes
Riesgo de la diabetes
La prueba se basa en el conocimiento de los distintos factores que influyen en el desarrollo de la diabetes. Puede cambiar algunos pero no todos estos factores modificando su comportamiento.
Leer
Calculadoras
La diabetes y el corazón
La diabetes y el corazón
La diabetes aumenta de 2 a 4 veces el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares. Su prevención radica sobre todo en mantener los niveles adecuados de azúcar en la sangre, aunque también intervienen otros factores de gran importancia como la tensión arterial, el nivel de colesterol y de los triglicéridos, así como los hábitos de salud.
Leer
Texto
Diabetes y ojos
Diabetes y ojos
Si es diabético, debe realizarse un examen de fondo de ojo anualmente, ya que el riesgo de sufrir problemas visuales es importante. La normalización del nivel de azúcar en la sangre y el control oftalmológico son sus mejores bazas para conservar una buena vista durante mucho tiempo.
Leer
Texto

Esta página no debe sustituir a una consulta médica.