A contenidos
Ahora se encuentra en:  Página principal  > Consejos prácticos  > Alimentación

Dra.Isabel Alonso Troncoso Endocrinología-Nutrición CLIMENOVA Pontevedra

Consejos prácticos

Alimentación

Soy diabético: qué puedo comer en un restaurante o comedor

Soy diabético: qué puedo comer en un restaurante o comedor

¿Ha quedado con sus amigos para salir a comer a un restaurante? Hay reglas sencillas que le permitirán vivir mejor sin temer por la diabetes.

Tratar la diabetes significa adoptar de manera cotidiana una higiene alimentaria para controlar el exceso de azúcar en la sangre (o glucemia). Hay que comer bien pero en cantidades moderadas, tanto en casa como en un restaurante o comedor.

Restaurantes tradicionales

Una vez aprendidos los principios básicos de una alimentación equilibrada que le dé un dietista (lípidos, glúcidos y proteínas), basta con aplicarlos y hacer las elecciones apropiadas, es decir, priorizar el pescado a la carne, las legumbres a las frituras y el queso o la fruta a los postres muy azucarados.

La mayoría de restaurantes o bares ofrecen una carta de platos variados; sin embargo, no está de más preguntar por la composición y el modo de cocción para evitar los alimentos fritos o empanados, por ejemplo. También puede pedir que le sirvan la salsa a parte para limitar la cantidad.

Comer o cenar en un restaurante puede significar comer a deshora. No dude en tomar un pequeño tentempié antes como un trozo de pan integral, de manera que no se desequilibre la glucemia, al mismo tiempo que no descuidamos la convivencia. 

En el restaurante, se suele beber más alcohol que en casa. Tenga siempre una copa de agua al lado de la copa de vino para quitarse la sed sin consumir alcohol en exceso, que es perjudicial para el equilibrio de la diabetes.   Empiece la comida bebiendo agua y vuelva a llenar la copa cuando se vacíe.

Cocina extranjera

Hay muchísimos restaurantes (italianos, chinos, rusos, japoneses...) y tener diabetes no tiene por qué significar privarse de ir a ellos.

Respetando la norma de "ni demasiado graso ni demasiado azucarado", siempre encontrará algo para comer con placer. Si la cocina japonesa (con su cocción al vapor, los pescados crudos o el arroz) está especialmente adaptada, la cocina italiana ofrece el aceite de oliva, las legumbres y la pasta, cuyo aporte glucídico es recomendable. En el restaurante marroquí, elija tajines y cuscús con pinchos/pollo.

Los bares

Los bares para empresas hoy día proponen platos variados que permiten respetar una dieta equilibrada.

Elija un entrante de verduras dosificando ligeramente el aliño.

Respecto al plato principal, divida el plato en dos. Para la primera mitad, seleccione legumbres y para la segunda, pescado o carne y un trozo de pan. Puede añadir una ración de alimentos feculentos (dos patatas pequeñas o cuatro cucharadas soperas de arroz, pasta o legumbres secas).

Para el postre, tome fruta o un yogur.

Comer en poco tiempo

Si no tiene mucho tiempo para la comida o la cena, sobre todo no se las salte y priorice los bocadillos antes que engullir rápidamente productos de bollería. En muchas panaderías se pueden encontrar bocadillos a base de pan de cereales o de pan integral con pollo y verduras. Evite el pan de molde. Tómese tiempo para masticar bien y digerir mejor los alimentos. Por otra parte, no tome refrescos azucarados. Priorice los productos light o un vaso de leche.

Comida rápida

A condición de que sea ocasional, puede sucumbir a un menú en un restaurante de comida rápida, pero la comida suele ser bastante grasa y muy salada.  Compénsela tomando verduras antes que fritos o una ensalada de fruta antes que un helado. Tome agua mineral en vez de un refresco.

Matar el gusanillo
Si cree que va a desmoronarse antes de una invitación, tome una bebida light, agua con gas, limonada, zumo de legumbres, una infusión o coma un huevo duro, una pechuga de pollo, una loncha de jamón sin grasa o de pavo, bastones de surimi, 100 g de queso blanco con 0% de grasa, una manzana o un tomate. O bien, coma verduras: hinojo, pepino, rábano...

Fecha de publicación:   15/04/10
 
 

Nuestra empresa

Dra. ISABEL ALONSO TRONCOSO

Endocrinología y Nutrición

Documentos relacionados

¿Puedo practicar deportes si padezco diabetes?

¿Puedo practicar deportes si padezco diabetes?

Un diabético "equilibrado" puede practicar todos los deportes si está motivado, bien preparado y vigilado.

Leer
Texto
Practico una actividad física para mejorar el control de mi diabetes

Practico una actividad física para mejorar el control de mi diabetes

Para un diabético, el ejercicio físico es un verdadero tratamiento. Poner en movimiento el cuerpo con regularidad disminuye el nivel de azúcar en la sangre. Asociar esta actividad física a una alimentación equilibrada favorece la pérdida de peso.

Leer
Texto
Conciliación de la actividad física y la vida cotidiana con la diabetes

Conciliación de la actividad física y la vida cotidiana con la diabetes

Treinta minutos de actividad física ligera y moderada son suficientes para aportarle verdaderos beneficios para la salud.

Leer
Texto
Esta página no debe sustituir a una consulta médica.